Conocer el microbioma para proteger los bosques de roble de Sierra Nevada

Viernes, 29 Marzo, 2019

DOS RECIENTES ARTÍCULOS REVELAN EL IMPORTANTE PAPEL DE ALGUNOS MICROORGANISMOS Y SU ACTIVIDAD METABÓLICA EN EL SUELO DONDE CRECE ROBLE EN SIERRA NEVADA.
CONOCER LA COMPOSICIÓN DE LA MICROBIOTA DEL SUELO NOS AYUDA A PROTEGER UN BOSQUE QUE SE ENCUENTRA EN MAL ESTADO DE CONSERVACIÓN DEBIDO A INCENDIOS Y AL CAMBIO CLIMÁTICO.

Investigadores de la Estación Experimental del Zaidín (CSIC) publican dos artículos de alto impacto (uno en PLoS ONE y otro en Scientific Reports) y de gran relevancia en los que se estudian los microorganismos presentes en el suelo para proteger los bosques de roble mediterráneo.

“El roble melojo ( Quercus pyrenaica Willd.) es una especie leñosa de gran valor ecológico en los bosques del mediterráneo que lamentablemente se encuentra en un avanzado estado de degradación” describe Ana Vicente Lasa, investigadora predoctoral de EEZ-CSIC y primera autora de ambos artículos. La descripción de la comunidad procariota (bacterias principalmente) asociada a la raíz de un determinado hospedador constituye uno de los primeros y más importantes pasos hacia el aislamiento de aquellas especies que pueden desempeñar un importante papel en el ecosistema.

 

Mediante aproximaciones denominadas de metabarcoding se ha demostrado que el grupo principal de microorganismos de roble melojo del Parque Nacional de Sierra Nevada se encuentra dominado por un reducido número de OTUs (Unidad Taxonómica Operativa definida por el investigador) muy abundantes. En el propio estudio además se sugiere que determinadas bacterias son metabólicamente muy activas incluso cuando se trata de OTUs muy minoritarios. El metabarcoding es un método muy potente que combina dos tecnologías: por un lado se realiza una selección previa del material genético de interés mediante PCR (reacción en cadena de la polimerasa) y posteriormente se hace una secuenciación masiva de los mismos para identificar el rango de organismos presentes en una muestra ambiental.

En estos estudios además se han caracterizado enzimáticamente tres colecciones de bacterias aisladas de raíces de roble y encina demostrando diferencias entre bacterias endosféricas (que viven dentro de los tejidos de la planta sin causar daños o síntomas notables) y rizosféricas (viven asociadas a las raíces pero fuera de los tejidos) en cuanto a la degradación de materia orgánica de origen vegetal y de hongos. “Es la primera vez que se describe para bacterias del suelo que los enzimas asociados a la pared celular pueden contribuir en gran medida a laactividad extracelular total”, asegura Manuel Fernández López, Científico Titular del CSIC y director del grupo que ha desarrollado la investigación.

 

Más información:
- Lasa AV, Masinová T, Baldrian P, Fernández-López M (2019) Bacteria from the endosphere and rhizosphere of Quercus spp. use mainly cell wall-associated enzymes to decompose organic matter. PLoS ONE 14(3): e0214422. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0214422
- Lasa AV, Fernández-González AJ, Villadas PJ, Toro N, Fernández López M (2019) Metabarcoding reveals that rhizospheric microbiota of Quercus pyrenaica is composed by a relatively small number of bacterial taxa highly abundant. Sci. Rep. 9:1695 https://www.nature.com/articles/s41598-018-38123-z

 

Ana Vicente Lasa –e: ana.vicente@eez.csic.es 958 181600 ext 202
Manuel Fernández López-e: manuel.fernandez@eez.csic.es 958 181600 ext 140
Oscar Huertas - e: oscar@laniakeacommunication.com 607265438



Ver más noticias